¿Qué son las calenturas y por qué se producen?

en la categoría Salud dental
qué son las calenturas y por qué se producen

En la Clínica Dental Martínez Rioboo, queremos explorar en profundidad qué son las calenturas o llagas, por qué se producen y cómo pueden prevenirse y tratarse de manera efectiva. Se trata de una de las dolencias más habituales y que, si bien no son, en un principio, algo grave, suponen una gran incomodidad en quienes las padecen.

Además, destacaremos la experiencia y el compromiso de nuestra clínica dental en la Ciudad Vieja de A Coruña, en el manejo experto de problemas bucales como las llagas, proporcionando a sus pacientes el mejor cuidado posible para mantener una sonrisa saludable y radiante.

¿Por qué aparecen las calenturas?

Las llagas o calenturas, también conocidas como herpes labial o herpes oral, surgen por el virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1). Este virus, altamente contagioso, se transmite principalmente a través del contacto directo con una persona infectada, especialmente durante un brote activo.

Una vez que una persona ha sido infectada con el virus del herpes simple, este permanece latente en el cuerpo y puede ser reactivado en cualquier momento, especialmente en situaciones de estrés, fatiga, exposición al sol, cambios hormonales o debilitamiento del sistema inmunológico. Cuando el virus se activa, causa la formación de ampollas dolorosas llenas de líquido en los labios, alrededor de la boca o en otras áreas faciales.

Además del estrés y la fatiga, otros factores que pueden desencadenar la reactivación del virus del herpes labial incluyen enfermedades, lesiones en la piel, cirugías, fiebre, menstruación y cambios hormonales asociados con el embarazo.

¿Cómo se pueden prevenir las calenturas?

La prevención de las calenturas implica una serie de medidas destinadas a reducir el riesgo de contraer el virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) y a prevenir su activación.

Una estrategia fundamental es evitar el contacto cercano con personas que tienen un brote activo de herpes labial, abstenerse de compartir utensilios de comida o bebida, y evitar relaciones sexuales orales durante un brote.

Además, mantener una buena higiene personal es crucial. Lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse los labios o la cara puede ayudar a prevenir la propagación del virus. Asimismo, es importante no compartir objetos personales como toallas, cepillos de dientes o maquillaje labial.

Proteger los labios del sol y la sequedad resulta una medida importante de prevención. La exposición excesiva al sol puede desencadenar brotes de herpes labial en algunas personas. Por lo tanto, es recomendable usar protector solar labial con un factor de protección (FPS) alto y evitar la exposición prolongada al sol durante las horas pico del día.

Reducir el estrés emocional o físico puede ayudar a prevenir los brotes en personas infectadas.

Mantener un estilo de vida saludable, que incluya una dieta equilibrada, ejercicio regular y evitar el consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo, también puede fortalecer el sistema inmunológico.

Complicaciones que pueden surgir

  • Infecciones secundarias: las calenturas pueden debilitar la barrera protectora de la piel, lo que aumenta el riesgo de desarrollar infecciones secundarias bacterianas en las ampollas abiertas. Estas infecciones pueden causar síntomas más graves y prolongar el tiempo de curación.
  • Diseminación del virus: si no se toman precauciones adecuadas durante un brote de herpes labial, el virus puede diseminarse a otras áreas del cuerpo o a otras personas a través del contacto directo. Esto puede provocar la aparición de nuevas lesiones en diferentes partes del cuerpo o transmitir la infección a otras personas.
  • Complicaciones en personas con sistemas inmunológicos comprometidos: las personas con sistemas inmunológicos debilitados, como aquellas con VIH/SIDA, cáncer o que están recibiendo tratamientos inmunosupresores, pueden experimentar complicaciones más graves debido al herpes labial. Esto puede incluir brotes más frecuentes, lesiones más extensas y una mayor dificultad para controlar la infección.
  • Ortodoncias: en ocasiones, el roce con el alambre de una ortodoncia o brackets puede estimular el virus y fomentar la aparición de calenturas.
  • Herpeticum eczema: en personas con eczema u otras afecciones cutáneas crónicas, el herpes labial puede desencadenar una reacción grave conocida como herpeticum eczema. Esta complicación se caracteriza por la rápida propagación del virus y la formación de ampollas dolorosas en grandes áreas de la piel, lo que puede requerir tratamiento médico urgente.

¿Cuáles son los tratamientos más efectivos?

Uno de los tratamientos más comunes son los medicamentos antivirales. Estos, pueden ayudar a reducir la duración y la gravedad de los brotes de herpes labial si se aplican o toman tan pronto como aparecen los primeros síntomas.

También se pueden utilizar cremas o ungüentos tópicos que contienen ingredientes como la vitamina E, la lanolina o el óxido de zinc para aliviar la irritación y promover la cicatrización de las ampollas. Aplicar compresas frías sobre las áreas afectadas también puede proporcionar alivio temporal del dolor y la picazón asociados con las calenturas.

En algunos casos, los médicos pueden recetar medicamentos orales o inyectables para tratar brotes severos de herpes labial o para prevenir futuros episodios en personas que experimentan brotes recurrentes. Estos medicamentos pueden ser útiles en casos graves o crónicos de herpes labial, pero generalmente se reservan para situaciones en las que otros tratamientos no han sido efectivos.

Además de los tratamientos médicos, existen medidas de autocuidado que pueden ayudar a aliviar los síntomas de las calenturas y prevenir su propagación. Estas incluyen evitar tocarse o rascar las ampollas, mantener las áreas afectadas limpias y secas, y evitar el contacto cercano con otras personas durante un brote activo para prevenir la transmisión del virus.

OTROS ARTÍCULOS

TAC dental en A Coruña

TAC dental en A Coruña

Salud dental
El avance de la tecnología en el campo de la odontología ha permitido desarrollar herramientas esenciales para el diagnóstico y…