Seguro que en más de una ocasión te han dicho que para mantener una sonrisa sana y fuerte es fundamental llevar a cabo una rutina de higiene bucodental que incluya el cepillado. ¡Y no le falta razón!

Sin embargo, desde Clínica Dental Martínez Rioboo queremos recordarte que también hay otros elementos de limpieza oral que son cruciales y muy útiles, como el hilo dental, el colutorio y el irrigador oral.

Por ese motivo, en nuestro post de este mes queremos dedicar un espacio a explicaros en qué consiste uno de estos artilugios y cuáles son los múltiples beneficios derivados de su uso: el irrigador oral.

Beneficios del irrigador oral en tus dientes y encías

  • Reduce el nivel de placa bacteriana y de sarro presentes en nuestros dientes de una manera más eficaz que con el cepillado.
  • Ayuda a la disminución de la inflamación y sangrado de nuestras encías.
  • En tratamientos como la ortodoncia o en la colocación de implantes, este artilugio es esencial para aportar la limpieza en profundidad que necesita nuestra cavidad oral.
  • Combinado con el uso diario de colutorios dentales o enjuagues bucales, aporta frescor a nuestra sonrisa y combate la halitosis y el mal aliento.
  • El irrigador oral alcanza lugares de difícil acceso de la cavidad oral y se encarga de las bacterias que se encuentran en las piezas dentales y que, de otro modo, no podemos eliminar.
  • Combate las manchas de los dientes, dando a nuestra sonrisa un aspecto más estético, deslumbrante y sano.

Desde nuestra clínica dental en A Coruña, te recomendamos acudir a visitarnos si necesitas más recomendaciones sobre el irrigador oral o algunos consejos sobre cómo utilizarlo para conseguir una limpieza más eficiente. ¡Pide tu cita y ven a visitarnos! Nuestro equipo de profesionales estará encantado de ayudarte en todo lo que necesites.