Periodontitis avanzada: ¿en qué consiste?

en la categoría Salud dental
Periodontitis avanzada en qué consiste

En el complejo mundo de la salud bucodental, existen afecciones que merecen una atención especial debido a su impacto en nuestra calidad de vida. Una de ellas es la periodontitis avanzada, una condición que va más allá de la simple inflamación de las encías y puede poner en riesgo la estabilidad de nuestros dientes y el bienestar general.

En nuestra clínica dental en el centro de A Coruña, Martínez Rioboo, estamos comprometidos con tu bienestar dental y listos para acompañarte en el camino hacia una sonrisa saludable y radiante.

Desde los primeros signos de advertencia hasta los casos más avanzados, descubriremos juntos cómo enfrentar esta dolencia de manera efectiva y recuperar la salud oral perdida.

¿Qué se considera periodontitis avanzada?

La periodontitis avanzada se considera una forma grave de enfermedad periodontal que afecta tanto a las encías como al hueso que sostiene los dientes. Se caracteriza por la inflamación crónica de las encías, la destrucción progresiva del tejido gingival y la pérdida de inserción ósea alrededor de los dientes.

En esta etapa avanzada, la enfermedad periodontal ha progresado más allá de la gingivitis y ha causado daño significativo en las estructuras de soporte dental. La periodontitis avanzada puede resultar en síntomas que presentan una mayor gravedad.

Es importante buscar atención dental profesional para diagnosticar y tratar la periodontitis avanzada a tiempo y prevenir complicaciones graves.

Síntomas de la periodontitis avanzada

Las diferencias entre la periodontitis avanzada y la periodontitis en sus etapas iniciales, también conocida como gingivitis, son significativas y es crucial entenderlas para poder abordar adecuadamente cada condición.

  1. Gravedad de los síntomas: mientras que la gingivitis generalmente se manifiesta con síntomas leves como encías enrojecidas, inflamadas y propensas a sangrar durante el cepillado, la periodontitis avanzada presenta síntomas más graves, como encías que retroceden, formación de bolsas periodontales profundas, sensibilidad dental aumentada y posible movilidad de los dientes.
  2. Daño a las estructuras de soporte: en la gingivitis, la inflamación se limita a las encías y aún no hay pérdida significativa de hueso alrededor de los dientes. Sin embargo, en la periodontitis avanzada, la inflamación crónica conduce a la destrucción del tejido óseo que sostiene los dientes, lo que puede resultar en la pérdida de dientes si no se trata.
  3. Progresión de la enfermedad: la gingivitis es reversible con una buena higiene bucal y atención dental regular, mientras que la periodontitis avanzada es irreversible y puede requerir tratamientos más agresivos, como cirugía periodontal, para controlar la enfermedad y prevenir la pérdida dental.
  4. Riesgo de complicaciones: la periodontitis avanzada presenta un mayor riesgo de complicaciones, como abscesos dentales, infecciones sistémicas, como endocarditis bacteriana, y problemas de salud general debido a la inflamación crónica en el cuerpo.

¿Cómo es el tratamiento contra la periodontitis avanzada?

El tratamiento contra la periodontitis avanzada implica una serie de enfoques terapéuticos diseñados para detener la progresión de la enfermedad y preservar la salud bucodental del paciente.

Uno de los pilares principales del tratamiento es la limpieza profunda, también conocida como raspado y alisado radicular. Este procedimiento, llevado a cabo por un profesional dental, implica la eliminación minuciosa de la placa bacteriana y el sarro de las superficies de las raíces dentales y las bolsas periodontales.

También se puede recurrir a la terapia antimicrobiana, tanto local como sistémica, para combatir la infección bacteriana en las bolsas periodontales. Los antibióticos pueden administrarse en forma de geles, enjuagues o medicamentos sistémicos, según la gravedad del caso y la extensión de la infección.

En etapas más avanzadas de la periodontitis, puede ser necesario recurrir a la cirugía periodontal para acceder a las áreas afectadas y corregir el daño.

Una vez completado el tratamiento inicial, es fundamental que el paciente mantenga una buena higiene bucal en casa y asista a visitas periódicas de mantenimiento. Durante estas visitas, se realizarán limpiezas profesionales regulares y se evaluará el estado de la salud periodontal para prevenir la recurrencia de la enfermedad.

tratamiento periodontitis avanzada

Medidas preventivas

En primer lugar, es fundamental mantener una buena higiene bucal. Es una medida esencial para prevenir la acumulación de placa bacteriana y sarro, que son los principales desencadenantes de la periodontitis avanzada. Esto incluye cepillarse los dientes al menos tres veces al día con pasta dental, usar pautas de cepillado interdental o irrigador diariamente y realizar enjuagues bucales con soluciones antibacterianas.

Visitar al dentista de manera regular para chequeos dentales y limpiezas profesionales ayuda a detectar y tratar cualquier signo de enfermedad periodontal en sus etapas tempranas. El dentista puede realizar una evaluación exhaustiva de la salud bucal y proporcionar recomendaciones personalizadas para prevenir la periodontitis avanzada.

Fumar o usar productos de tabaco aumenta significativamente el riesgo de desarrollar periodontitis avanzada y dificulta el éxito del tratamiento. Por lo tanto, dejar de fumar es una medida importante para prevenir esta enfermedad y mantener una buena salud periodontal.

Consumir una dieta equilibrada y rica en frutas, verduras, granos integrales y proteínas magras puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y reducir el riesgo de enfermedades periodontales. Evitar el consumo excesivo de azúcares y carbohidratos refinados también puede contribuir a mantener unas encías saludables.

Algunas enfermedades sistémicas, como la diabetes, pueden aumentar el riesgo de desarrollar periodontitis avanzada. Es importante controlar estas condiciones médicas y trabajar en estrecha colaboración con el médico y el dentista para mantener un estado óptimo de salud general y bucodental.

El estrés crónico puede debilitar el sistema inmunológico y aumentar la susceptibilidad a las enfermedades periodontales. Practicar técnicas de manejo del estrés, como el ejercicio regular, puede ayudar a reducir el riesgo de periodontitis avanzada.

OTROS ARTÍCULOS